Irak

El número de personas desaparecidas en Irak fluctúa entre 250,000 a más de un millón, según diferentes fuentes públicas en Irak, e incluye a personas desaparecidas como consecuencia de violaciones a los derechos humanos y otras atrocidades cometidas durante el régimen de Saddam Hussein, así como años de conflicto armado. Además, el Instituto Medico-legal (MLI) en Bagdad informa que recibe un promedio de 800 cuerpos por mes desde el 2003 y es incapaz de identificar una importante proporción de ellos.

A pesar de los problemas continuos y de las preocupaciones de seguridad, el Gobierno Iraquí ha dado los pasos para tratar el problema de los desaparecidos. Éstos incluyen la expedición de un decreto en febrero del 2005 para crear un Centro Nacional para personas Extraviadas y Desaparecidas y la redacción de una Ley sobre Personas Desaparecidas y una Ley sobre la Protección de Fosas comunes. La Ley sobre la Protección de Fosas comunes ha sido aprobada por la Asamblea Nacional. Éstas son medidas importantes que reflejan los desafíos a mediano y largo plazo con respecto a los desaparecidos.

A pesar de la inestable situación de seguridad, la ICMP ha podido brindar una ayuda limitada al Gobierno Iraquí a través del Ministerio para los Derechos Humanos desde el 2004 para tratar este problema. Esta ayuda ha incluido la formulación de iniciativas de política para tratar las necesidades de las familias de los desaparecidos y crear un plan técnico para localizar, recuperar e identificar a los desaparecidos, construyendo al mismo tiempo la capacidad institucional y legal necesaria para albergar este proceso. Además, la ICMP brinda entrenamiento a los miembros del personal del MLI y el Ministerio para los Derechos Humanos y ha organizado visitas de intercambio de miembros de la asociación de familiares, así como visitas por parte del Ministro de Derechos  Humanos y el personal de la Oficina del Primer ministro a las instalaciones de ICMP.

La capacitación actual para el personal del Ministerio busca apoyar la Ley sobre Protección de Fosas Comunes brindándoles a los miembros del personal la habilidad para llevar a cabo evaluaciones del sitio y registrar de manera adecuada los sitios de fosas comunes. La ICMP también le ha proporcionado al Gobierno Iraquí una propuesta para tratar de identificar el gran número de restos mortales no identificados que se encuentran bajo custodia del MLI.

La lucha continuada en Irak ha limitado el alcance de la ayuda al país para tratar el problema de los desaparecidos. Incluso cuando la situación de seguridad mejore, éste será un importante reto a largo plazo.